poesía involuntaria

en algunos lugares se recomienda “ir bien protegido”.
tal vez por eso cuando nos prestaron el coche para hacer la mudanza, había una porra escondida bajo el asiento.
al descargar las cajas descubrimos que la botella de suavizante se había volcado por entero sobre la porra… nada más poético que el azar.